Todos con la “Roja”

Españistán es un país muy curioso. Alaska se ha convertido finalmente en un bote de Colon; en el las reuniones del G-20 Marianin se convierte en el M&M amarillo, pensando que esta en la lista de invitados, cuando en realidad forma parte del menú.

 

Pero no somos los únicos que marcan el oximoron constante en el que vivimos: los manifestantes de Tahrir, esos abanderados de la primavera árabe, se ven en la disyuntiva de apoyar o a un posible dictador de carácter religioso o a un representante del régimen que ellos ayudaron a derrocar; y Asange es extraditado de Gran Bretaña y pide asilo político en la embajada de Ecuador en Londres.

 

Un mundo de sin sentido en el que nos preocupamos mas si Del Bosque tiene un 9 o no, en que nos preparamos para unos Juegos Olímpicos patrocinados por una colección de multinacionales que son lo mas alejado del espíritu deportivo que podemos encontrar que del hecho de que los médicos no les queda mas remedio que ir a la huelga para proteger los derechos de los pacientes o reduzcamos el numero de profesores en un país donde tenemos uno de los mayores indices de falta de asistencia a las clases de la Union Europea.

 

Odio a la familia del “riesgo” ese….

 

A muchos nos gustaría conocer al “riesgo” ese, para ver si pone a su “prima” en cintura. Nos dicen que todo viene causado por una deuda que nadie sabe de donde viene. Una deuda externa, que simplemente se convierte en problema estructural, y que obliga al “gobierno” a seguir sus mandatos para ser pagada. No es de extrañar que muchos digan que Españistán esta desgobernada, por que el monto final de la deuda va a ser muy superior a lo prestado, ya que los intereses aumentan de forma arbitraria, siguiendo la danza de lo que mandan y ordenan los voceros del “los mercados”, eso que se conocen como “agencias de calificación”. Y esa deuda acaba haciendes impagable, como tantos países del Sur ya comprobaron.

 

Y es que al final son los acreedores los que determinan como debe actuar el “gobierno deudor”, impidiendo que este asegure el bienestar y los derechos de la población en áreas como salud, educación, alimentación u otros principios básicos.

 

Acreedores, deudores…. Dicen que gastamos mucho y que el Estado esta en crisis por sus deudas. Pero Españistán es un país muy curioso. Y es que el déficit del Estado no es tan grande como lo pintan. De hecho tanto Alemania, como Francia o la mismísima “Gran Bretaña” tienen un déficit estatal mayor que el de este “país”. La deuda esta en “manos privadas”… Una burbuja inmobiliaria aumento mucho las deudas de los habitantes, pero aun así la mayoría de esa deuda esta en otras manos: grandes empresas y bancos que aprovecharon la coyuntura. Si, los mismos que están pidiendo rescates y lloran tanto ahora que los negocios tipo casino les salieron mal. Pero de donde sacaron esos bancos y empresas sus créditos? Alemania, Francia y EE.UU. Vemos ahora porque la Angela tiene tanta importancia en Españistán? Y es que si no salvamos los bancos, a cualquier precio, el país que se hunde no es Españistán, pero Germania.

 

El dra(k)ma germano

 

No soy de esos que crea en que Alemania se este convirtiendo en una nueva potencia imperialista en Europa. Al contrario, creo que el IV Reich de hecho esta en los EE.UU. Alemania simplemente sufre los traumas de su historia, de su siglo XX, una resaca de un XIX y un miedo escénico a su posición en el centro de Europa cara al XXI.

 

Alemania es un país relativamente nuevo: oficialmente nació en torno al reino de Prusia en 1870, a consecuencia de una serie de guerras y tras finalmente derrotar a una potencia europea como era Francia en 1871. Alemania fue fundamental en el entendimiento del siglo XX europeo, cuya primera mitad podríamos resumir en un gran conflicto civil que redibujo en dos ocasiones el mapa del antiguo Continente durante la primera mitad y que fue campo de conflicto ideológico durante su segunda mitad. Siempre con Alemania, para bien o para mal, en primera linea.

 

La caída del muro de Berlin fue el principio del fin, pero también el fin del principio. Abrió las puertas de unificación de Alemania, con todo lo positivo y negativo que conllevo: el fin de una Guerra Fría pero con el enfrentamiento de una Alemania con dos poblaciones completamente diferentes en ideología, y especialmente economía. Como “ossi”, podemos entender los miedos de Angela Merkel: una fuerte inflación en la entreguerra que llevo a la Segunda Guerra Mundial, y una unificación económica que llevo al estancamiento económico, perdida de empleos y unos duros reajustes. Los alemanes los afrontaron porque todos ellos compartían un “pasado común”. Y la forma de superar ese periodo de crisis se vio beneficiado por la Union Europea: un mercado abierto. La llegada del euro ofrecía una forma de lavar el capital negro occidental ganado de forma fraudulenta en el Este; también ofrecía nuevos mercados a empresas escasamente competitivas del Este, al tener un nuevo mercado en los países del Sur de Europa. Así, los bancos de Españistán se vieron inundados de capital, el ladrillo de la costa se vendía en efectivo al doble o el triple de lo que podían pagar los locales, las empresas de armamento veían campo abonado fomentando miedos contra países árabes de la costa sur del Mediterráneo o vecinos supuestamente aliados como los turcos… La Europa del euro era ideal para la recuperación alemana.

 

Alemania se acostumbro a tener como clientes al Sur de Europa, inundando la burbuja inmobiliaria de Españistán con créditos baratos y sin exigir las seguridades mínimas, ya que era un negocio redondo fomentado por ellos mismos (Boris Becker, Claudia Schiffer et allii). A los griegos se les ofrecía armas baratitas, junto con los franceses, a fin de protegerse de sus “aliados de la OTAN” del otro lado del Egeo (los turcos), alentando pretensiones en Macedonia y bloqueando la presunción de Turquía de entrar en la UE. Ni el ladrillo ni las armas podían ser pagadas, pero, que mas da, Deutschland uber Alles!

 

Tragicomedia final

 

Hoy Grecia y Españistán están atadas de pies y manos. Si la primera se saliera del euro, el valor del euro aumentaría de tal manera que las exportaciones alemanas serian demasiado caras a nivel internacional, lo que supondría la crisis de la mayoría de empresas alemanas, por lo que esta se vería sumida en una crisis económica de terribles consecuencias. Eso sin nombrar la crisis bancaria que supondría para ese país.

 

Si Españistán no hace frente  la deuda de sus bancos (mediante el rescate a costa de todos los habitantes del territorio), el sistema bancario alemán se desmorona en el caos. Y no digamos si Españistán declarase que la deuda es “ilegitima” (no ya “odiosa”) -lo cual es-. En ese caso romperíamos baraja mundial y Alemania serian los que “menos” sufrirían”….

Advertisements

Curiosidades

Resulta curioso que la deuda publica del Estado Español fuera de las mas bajas de la UE. Que la mayoría de la “deuda” sea privada. Pero la gran parte de esa deuda privada este en manos de empresas, pero sobretodo de bancos, y no en manos de particulares. Y que esa deuda empresarial y de la banca se deba a Francia, pero sobretodo a Alemania.
En corto, aun nos sorprendemos que cuando la Angela dice a Marianin que salte este lo haga. La Angela, dando “crédito” a España esta, de hecho, salvando la banca alemana, ya tocada por la deuda griega, italiana, portuguesa e irlandesa.
No nos enganemos, Angela esta rescatando a sus bancos, no a los españoles. El resto es todo tragicomedia.

 
 

Las exigencias del liderazgo

See on Scoop.itPensamientos Alternados

EN EL DEBATE chileno se están confundiendo dos conceptos, que se parecen, pero que son distintos: popularidad y liderazgo. La popularidad es la adhesión que una determinada figura concita, cuantificada a través de las encuestas. El liderazgo se refiere a la capacidad de un o una líder, que puede o no ser muy popular, para orientar los procesos en una determinada dirección.

See on www.latercera.com